| 
  • If you are citizen of an European Union member nation, you may not use this service unless you are at least 16 years old.

  • Stop wasting time looking for files and revisions. Connect your Gmail, DriveDropbox, and Slack accounts and in less than 2 minutes, Dokkio will automatically organize all your file attachments. Learn more and claim your free account.

View
 

artículo sobre Inteligencia Colectiva

Page history last edited by Sergio ANP 10 years, 7 months ago

Artículos y Enlaces sobre Inteligencia Colectiva

si encuentras buenos artículos para compartir, por favor añadirlos aquí (si te has olvidado la clave de acceso envía una nota)

  

 

 

Inteligencia colectiva: la revolución invisible

Traducción al español del libro en construcción de J.F. Noubel

 

 

 

Inteligencia Colectiva

por Stella

escrito para BioCultura, 2006

> > InteligenciaColectiva.rtf

 

 


 

 

Claves para acabar con las reuniones soporíferas




por Fernando Cembranos en DiagonalPeriódico.net**

 

En las reuniones, algo que tiende a olvidarse es que, con frecuencia, las formas pueden importar tanto como el fondo. Especialista en dinámicas de grupo, el autor aborda algunas de las claves de la inteligencia colectiva.

 

La inteligencia de los grupos es una dimensión relativamente independiente de la inteligencia de las personas que lo forman. Todos hemos conocido grupos que, aún estando compuestos por personas inteligentes, funcionan de una manera bastante tonta. En estos grupos resulta muy difícil sacar una iniciativa adelante, se discute por todo (o por nada) y se vive mal.

 

También pueden encontrarse grupos formados por personas consideradas no tan inteligentes, que funcionan de manera inteligente: se apoyan muchas iniciativas, se pueden formular críticas, se sabe cuándo el trabajo está realizado y cuándo no, se disfruta el debate y pueden desarrollar construcciones colectivas. Parece entonces que hay algo, diferente a las personas mismas, pero construido por ellas, que hace que un grupo pueda desarrollar más o menos su inteligencia colectiva. Tal vez sea el sistema de interacciones, o la cultura compartida del grupo, o la manera de plantear y resolver las reuniones, o la forma de coordinar sus trabajos, o la manera de entender el poder, o el modo de resolver sus conflictos, o las maneras de participar o todos estos aspectos juntos.

 

En los grupos que desarrollan su inteligencia colectiva las fuerzas se suman o se multiplican, se perciben los méritos individuales como deseables para el grupo, se sabe renunciar a una idea cuando otra es mejor (aunque sea de otro), se ‘socializan’ los cerebros, se adapta la estructura a las realizaciones y a los objetivos del grupo, se compatibiliza el bienestar con el trabajo, se aprovecha la diversidad y se construye colectivamente el sentido. Los grupos inteligentes tienden a construir una estructura horizontal en la que las personas pueden participar, decidir, trabajar y aprender. Los conflictos son utilizados como una oportunidad para mejorar sus planteamientos y optimizar su estructura. La inteligencia colectiva hace que el grupo sea más que la suma de sus partes.

 

Cooperar en lugar de competir

 

Los grupos con escasa inteligencia colectiva, sin embargo, dedican mucho esfuerzo a las pugnas internas, sin conseguir aumentar el poder del grupo ni el de ninguna de las partes (en términos absolutos). Compiten en aquello en que cooperando ganarían más. Convierten las diferencias razonables en relaciones de oposición frontal. No establecen continuidad con los acuerdos que toman y aprenden a no cumplirlos. No revisan los planes, empiezan cada vez desde cero desaprovechando el saber acumulado. Duplican las tareas y se olvidan de cubrir zonas claves.

 

Se llevan fatal con las críticas. Y no practican la autocrítica. Carecen de humor o lo usan sólo como arma arrojadiza. Muestran incapacidad para adaptarse a problemas nuevos. Se cargan de interdependencia innecesaria. Consiguen a la vez un alto malestar y una baja operatividad. Y desprecian (generalmente porque ignoran) las posibilidades de la construcción colectiva. Se pueden encontrar diferentes tipos de estructuras con escaso desarrollo de la inteligencia colectiva. Estructuras caóticas, donde las fuerzas (esfuerzos) se tropiezan e interfieren sin saber cuál es la resultante.

 

Estructuras muertas, en las que en las reuniones se mira el reloj, no se participa y se lee el periódico en la segunda fila. Estructuras de oposición, en las que cada tímida propuesta de interés es juzgada únicamente en términos de pertenencia o no a las coaliciones enfrentadas. Estructuras de dominación en las que el beneficio de unas personas se consigue sólo a costa del desarrollo de otras, etc. Ningún grupo es totalmente inteligente, ni totalmente tonto. La inteligencia colectiva es una dimensión.

 

Es una habilidad colectiva susceptible de ser desarrollada. Todos los grupos pueden trabajar por ser más inteligentes. La mayor parte de los grupos que encontramos en los movimientos sociales tienen una inteligencia colectiva superior a la media (si se compara con numerosas organizaciones administrativas, comunidades de propietarios, etc).

 

Entre otras razones porque la pertenencia a ellos es libre (no obligatoria), la creencia en el sentido del grupo es, en general, alta y porque cuando no desarrollan su inteligencia colectiva tienden a desaparecer (lo que no le ocurre a las burocracias) o a hacerse muy insignificantes. Sin embargo con frecuencia desarrollan un potencial menor del que podrían alcanzar enredados en enfrentamientos y pugnas de poder menos lúcidas y dignas de lo que en un principio perciben quienes están implicados en ellas. En otras ocasiones es a causa de errores básicos en el planteamiento de las reuniones, o por utilizar el debate en su aspecto más primitivo (batirse).

 

También, por falta de conocimiento y disfrute de las posibilidades de la construcción colectiva. Los grupos y colectivos pueden desarrollar mejor su inteligencia sabiendo que existe y que es susceptible de ser trabajada, mejorando su técnica de reuniones, incorporando dinámicas y recursos que faciliten la construcción colectiva, enfocando sus errores de funcionamiento como algo de lo que aprender y en lo que tantear e investigar, desarrollando estructuras y sistemas de resolución de conflictos, parándose a pensar en condiciones favorables de vez en cuando, valorando los aspectos de cuidado, afecto y mantenimiento, ejercitándose en los diferentes tipos de pensamiento y acción a los que tiene acceso el grupo. No sabemos mucho de la inteligencia colectiva en consonancia con un tiempo en el que se vive en la ilusión del individuo como base principal de la inteligencia.


*Fernando Cembranos es psicólogo y autor de Grupos inteligentes. Teoría y práctica del trabajo en equipo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments (0)

You don't have permission to comment on this page.